¿Cuándo empiezo y cuando acabo mi promoción del día del Padre?

Ya estamos en plena época de acciones promocionales: día del padre, primavera, día de la madre… y en dDialoGa queremos continuar con nuestros artículos en el blog y que esas píldoras informativas os ayuden a soltar miedos y os animen a avanzar en vuestros retos y, sobre todo, nos gusta pensar que aportamos nuestro granito al crecimiento sostenible de vuestros proyectos.

Es verdad que las acciones promocionales como el día del padre o el día de la madre tienen una fama cuestionable, en la mayoría de los casos por la falta de ética de algunos de los que las utilizan habitualmente, pero no dejan de ser una herramienta de promoción y venta muy útil: una parte de la teoría de las 4p’s al alcance de microempresas, pymes y proyectos y que pueden ayudar a incrementar las ventas sus productos y servicios y a seducir a sus potenciales seguidores y clientela y que en estos momentos puede ayudar al pequeño comercio a incrementar sus ventas.

¿Cuándo empiezo y cuando acabo?

En general, debo empezar unos días antes y finalizar mi promoción con la fecha en cuestión pero, como siempre, nuestro consejo es personalizar, adaptar y pensar bien antes de cerrar las fechas. Es importante valorar:

  • ¿Quién es mi publico objetivo? Si yo vendo ropa de mujer igual esta no es mi campaña promocional ideal pero siempre puedo darle la vuelta y realizar un guiño a mis compradoras, la cuestión es elegir un mensaje que pueda serme útil para vender.
  • ¿Qué tipo de producto o servicio voy a ofrecer? ¿Qué tipo de uso tiene? Si vendo corbatas, calcetines y ropa interior (clásico regalo del día del padre) no va a ser lo mismo que si vendo masajes y productos de belleza, uno lo disfrutan durante mucho tiempo en su casa y en su vida y el otro lo disfrutan en mi establecimiento en un momento puntual. Con el primero puedo terminar la promoción el mismo día del padre, con el segundo debo tener en cuenta que las tarjetas regalo van a ser mi gran aliado y que los usuarios de esta promoción puede estar viniendo a mi establecimiento durante meses (lo que me llevará a tener que controlar las citas previas).
  • ¿Cuál va a ser mi oferta? Si es una cuestión de precio no puedo mantenerlo muchos días pero si lo que ofrezco es un producto especial tendré que tener en cuenta que o lo vendo ahora o se quedará en mi almacén y a lo mejor me compensa alargar la promoción una semana más.

Día del Padre dDialoGa

Las rebajas, los descuentos, las promociones son un buen instrumento para mejorar de manera puntual nuestras ventas, para lograr notoriedad (sobre todo si acompañas la promoción en precio con un mensaje impactante) y también para crear interés o alcanzar a personas que, si bien están interesadas en tus productos y servicios, quizás no pueden afrontar su coste fuera de estas épocas de descuentos, pero deberás tener en cuenta que no son el mejor método si que buscas es:

  • Dar a conocer tus productos: no empieces tu negocio o una nueva línea de productos con descuentos.
  • Fidelizar a tus clientes, lo más fácil es que en rebajas te compren únicamente por el precio y sólo una mínima parte de esos compradores vuelva.

Eso si, no todo vale

No olvides:

  • Cumplir la legislación vigente
  • No lo utilices de modo permanente, sólo generarás desconfianza y además lograrás que el descuento ya no sea valorable.
  • Tu equipo y las personas que trabajan en el desarrollo del proyecto deberán continuar con el mismo trato atento y amable que prestan sin restar ninguna prestación. Rebajas el precio, no la calidad: ni del producto ni de las personas que trabajan en el proyecto.

¿Te ves preparado para lanzar tu campaña del Día del Padre? ¿Te queda alguna otra duda? ¿Necesitas ayuda con tu estrategia comercial? No te preocupes, en el blog de dDialoGa iremos avanzando en ideas, herramientas y acciones que nos lleven a mejorar la comunicación y estrategia de nuestros proyectos.

Abrir chat
Hola! ¿dDialoGamos?